Alcatraz-RAragua-660x330Podríamos decir que la historia comenzó en el año 2003 en la Hacienda Santa Teresa, situada en el estado venezolano de Aragua. Esta Hacienda, de más de 200 años de antigüedad, es propiedad en la actualidad de Alberto Vollmer, de 44 años de edad y presidente de Ron Santa Teresa. Se dedica a la producción de la caña de azúcar, trigo, añil y café. Actualmente producen Ron de diferentes tipos y es un referente mundial en el sector.

La conexión con el rugby ,empieza a través de un incidente no agradable… Como empezamos contando, en el 2003 la Hacienda sufrió un asalto, no era el primero, pero esta vez el Sr Vollmer, fue informado esa misma tarde y en lugar de llamar a la policía (plagada de corrupción), decidió ponerlo en manos de su jefe de seguridad, Jimin, un hombre corpulento al servicio de Vollmer durante 20 años,quien en pocos días se hizo con uno de los asaltantes, que resultó ser uno de los miembros de la banda de la Placita, muy buscado por la policía. Vollmer le ordenó entregarlo a la justicia. Lo metieron en el jeep tumbado, lo que alertó a Jimin, que decidió seguirlos hasta la espesura de las montañas donde lo bajaron para ejecutarlo, y fue donde Jimin intervino para negociar y llevarse al pandillero con él de regreso a la Hacienda esposado.

Alberto Vollmer pidió que se le quitaran las esposas al pandillero para hablar con él. Le dijo: “Tengo dos opciones. Una es la legal, la que quisimos hacer antes. Y la otra es más creativa: te ofrezco trabajar tres meses en la hacienda para pagar tu culpa, y nosotros te damos comida y alojamiento”. El chaval acepto la segunda opción y así nació la historia..a los pocos días Jimin capturó a otro asaltante que resultó ser el jefe de la banda, y Vollmer le ofreció el mismo trato. Después éste le pidió al patrón Vollmer que reclutara a unos amigos, y así llegaron 22 más, la banda completa.

Comenzaron trabajando en la Hacienda con las peores condiciones, madrugones, comida justa, Jimin los ponía al limite, les ponía trampas con pistolas descargadas a ver si las robaban,y nada, pero con el tiempo, los chicos necesitaban algo más necesitaban valores, y Vollmer encontró la solución: EL RUGBY.

Pero el revuelo del proyecto que no era aún proyecto en sí, llegó a los oídos de la banda rival “la del Cementerio” y Alberto y Jimin, subieron al cerro armados con un proyector y un ordenador, llegaron a la plaza y los llamaron a gritos, Después de un debate y protegidos por francotiradores bajaron los 36 miembros de la banda y los llevó a la hacienda. Nació entonces el ” Proyecto Alcatraz “. A las pocas semanas la voz corrió por el valle y 6 bandas más hacían cola por entrar en el proyecto que se montaba sobre la marcha. Por el Proyecto Alcatraz han pasado más de 200 individuos .. Además hay un programa de rugby escolar y otro comunitario, dirigido a los chicos que apenas están asomándose a la delincuencia. Los propios alcatraces los reclutan en los barrios. Hay cerca de 2000 muchachos entrenando.. José Gregorio, uno de los jóvenes que participó en el asalto inicial y que hoy es entrenador de rugby, que aún conserva un disparo en la pierna y otro en el brazo de su otra vida, aporta una de las claves: “Antes los chicos del barrio nos veían con pistolas y jugaban a pistolas; ahora nos ven con balones de rugby y juegan al rugby”.

Acento Róbinson es un programa de radio de cadenaser  donde podemos escuchar una entrevista sobre el “proyecto alcatraz” no tiene desperdicio.